La isla de Cayo Coco en Cuba
Cuba es uno de los destinos vacacionales predilectos de los españoles, y es que en esta isla latinoamericana no solamente encontramos un ambiente sin igual sino que además tenemos por la mano una gran cultura e historia por descubrir y unas paradisíacas playas que quedarán grabadas para siempre en nuestra retina.

Es el caso de la preciosa isla de Cayo Coco, perteneciente a la región central de Cuba y reconocida como la cuarta más grande del país gracias a sus 370 kilómetros cuadrados… ¿lo mejor de todo? ¡Se puede llegar a ella caminando!

La isla de Cayo Coco en Cuba
La isla es conocida por los lujosísimos resorts todo incluido que no han dejado de crecer desde su boom en los 90, aunque desde luego no hubiese sido de este modo sin esas increíbles playas de arena blanca, aguas cristalinas y verde vegetación colindante que te harán disfrutar de unas vacaciones en el paraíso. Algunas de las más populares de la isla son las de Coloradas, Jaula y los Flamencos, todas ellas con las magníficas características naturales mencionadas.

La mayoría de ellas parecen auténticas piscinas, con la diferencia de que en este caso además nos permitirán disfrutar de un fondo marino privilegiado gracias a su cercanía con la Gran Barrera Australiana de coral, la segunda más importante a nivel internacional… ¡descúbrela con una jornada de snorkel o submarinismo!

La isla de Cayo Coco en Cuba
Además de todo lo anterior, muchas de las playas de Cayo Coco están perfectamente preparadas para afrontar el turismo y por eso no solamente ofrecen buenos resorts sino también excelentes servicios y equipamientos para satisfacer tus necesidades.

Ubicada en la provincia de Ciego de Ávila, la isla pertenece al archipiélago conocido como Jardines del Rey. Para llegar a ella desde Cuba tienes tres opciones: hacer el trayecto en barco, tomar un vuelo con destino al aeropuerto internacional de Jardines del Rey o bien recorrer a pie, en bicicleta, moto o automóvil los 27 kilómetros de camino artificial que separa la gran isla de la de Cayo Coco. A propósito de lo anterior, también puedes llegar a ella o desde Cayo Guillermo por otro puente artificial que las conecta.