Playas de cine
La semana pasada comenzamos a hablaros de algunas de las más bellas e impresionantes playas de película que se habían convertido en escenario de conocidísimos films de aquellos que todos deberíamos haber visto alguna vez en la vida.

Pero como la lista es larga y no os podíamos dejar a medias aquí os mostramos algunas otras playas de cine. ¡No te las pierdas!

- Indiana Jones y la última cruzada (1989): Esta película de Steven Spilberg y protagonizada por un jovencísimo Harrison Ford (acompañado por Sean Connery) fue rodada nada más y nada menos que en la playa española del Mónsul, en Cabo de Gata (Almería).

Playas de cine
- Náufrago (2000): Las idílicas playas en la que veríamos perder la cabeza (y unos cuantos kilos) a Tom Hanks se encuentran en la Isla Mouriki, en las Fiji.

Playas de cine
- Mamma Mía! (2002): Este divertidísimo musical protagonizado por Meryl Streep y Amanda Seyfried tiene lugar, como no podía ser de otra manera, en una preciosa playa griega. Se trata de la playa de Skopélos.

- El planeta de los simios (1968): La impactante escena final del film en la que Charlon Heston encuentra la Estatua de la Libertad medio derruida sobre la arena fue rodada en la playa de Zuma, en Malibú (California).

- Apocalypse Now: La playa de Baler (Filipinas) donde se rodaron muchas escenas de esta película es mucho más tranquila e idílica de lo que entonces parecía. Es también un lugar perfecto para la práctica de surf.

- El piano (1993): Fue rodada en la playa de KareKare de Nueva Zelanda, una idílica playa de finísima arena dorada y espectacular paisaje.

Playas de cine
- 007 contra el Dr. No (1962): Aunque Halle Berry tampoco estuvo nada mal, todavía son muchos los que recuerdan la espectacular salida del mar de la bellísima Ursula Andress en la playa de Laughing Water, en Jamaica.

Ya hemos dicho que la lista era larga… ¿Se acaba aquí? Evidentemente no, ¡te mostraremos más increíbles playas de cine en próximos post!