El Playazo de Rodalquilar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Confieso mi pasión por la costa de Almería, muy especialmente por el maravilloso Parque Natural y Reserva Marina del Cabo de Gata. Como amante del mar y del buceo, creo que hay pocos lugares donde mejor disfrutar de esta afición… Además de muchas otras actividades. El Cabo de Gata está rodeado de espectaculares playas, muchas de ellas casi desérticas y donde siempre ha sitio para todos, nudistas incluidos.

Un ejemplo perfecto de esto que os cuento es el Playazo de Rodalquilar, un bellísimo arenal perteneciente al municipio de Níjar y muy cercano al precioso pueblo que le da nombre. Con una suave curvatura, aguas transparentes, zona de arena fina y preciosas calas, este lugar bien merece una visita.

Construcciones de tiempos pasados


Os recomiendo sobre todo que aprovechéis la primavera para recorrer la zona: en verano el calor aumenta, y además en mayo florecen muchas de las extensiones, ofreciendo un paisaje espectacular. Tan espectacular como el de esta fantástica playa, bastante aislada y a la que se llega por un camino que sale del pueblo de Rodalquilar. Su arena es fina y desde la playa también se pueden contemplar dos antiguas construcciones: la Torre de los Alumbres, del siglo XVI, y la Batería de San Ramón, de tiempos de Carlos III.

Arena fina y calas rocosas


La extensión de arena fina cubre unos 400 metros, pero luego la playa continúa en forma de pequeñas calas llenas de encanto. Calas que son el mejor lugar para practicar el esnórkel o para descansar en total tranquilidad. El Playazo es un lugar casi salvaje, sin ningún tipo de equipamiento, lo que la convierte en un paraje único. Además, me gustaría destacar lo civilizado de la actitud de quienes a ella acuden: gracias una campaña que se puso en marcha el año pasado bajo el nombre “Tú te lo traes, tú te lo llevas”, se ha logrado que los bañistas dejen la basura en los contenedores de la zona de aparcamiento, y así mantener la playa en un estado prácticamente inalterado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *