Las calas de la Reserva de Urdaibai

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cuando hablamos de calas, solemos pensar más bien en la Costa Brava, las Islas Baleares, Cerdeña, Córcega… La costa Cantábrica la relacionamos más con grandes playas que la marea estira y encoge, aguas frías, fuerte oleaje y paisajes excepcionales.

Pero como en todo, hay excepciones. Porque en la costa del Mar Cantábrico también hay calas, escondidas y adoradas por los amantes de la tranquilidad, el mar más salvaje y el nudismo. Las que hoy os voy a descubrir se encuentran en uno de los rincones más hermosos de la costa norte española: la Reserva de Urdaibai.

la Playa del Amor

La cala más escondida de la zona de la ría tiene un nombre de lo más atractivo: se llama la Playa del Amor. La razón es que hace ya décadas había una pequeña calita donde las parejas buscaban privacidad… Aunque hoy se ha convertido en una explanada, que por cierto disfruta de excelentes vistas. Llegar a este lugar no es sencillo: primero hay que superar Guernica, Arteaga y Laida, para luego llegar a Kanala y aparcar. Desde la iglesia se puede bajar a la playa; hay quien también prefiere llegar en canoa o piragua, embarcaciones que se pueden alquilar en las proximidades.

Cuidado con la marea


Otra de las calas escondidas que se pueden visitar en la ría es la que se encuentra junto a la Isla de San Dinderi: hay que tener cuidado con la marea, ya que al subir la playa se transforma en una isla… Para encontrar este recóndito lugar hay que llegar hasta la Playa de las Colonias, alcanzar el islote andando y girar a mano izquierda. Por último, en los acantilados de Antzoras encontraremos una cala más, conocida como Plaitxiki, Carabineros o Antzoras. Es el reducto de los nudistas por excelencia. Eso sí: para tomar el sol, con colchoneta, ya que es de roca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *