Playas de Morro de São Paulo


Unas buenas vacaciones deben disfrutarse en uno de esos lugares inolvidables que hemos estado soñando con visitar durante años, destinos especiales por algún motivo como las increíbles playas paradisíacas que a menudo te mostramos en PlayasCalas.

Morro de São Paulo es el litoral tropical que nos ocupa hoy, uno de esos destinos idílicos a los que debemos viajar alguna vez en la vida. Esta villa brasileña ubicada en Bahía posee la belleza más tropical de las costas latinoamericanas sin renunciar al encanto de los pequeños pueblecitos de pescadores en los que encontrar una buena oferta de ocio y servicios.


El Morro de Sao Paulo se divide en cinco playas, aunque quizá no las reconozcas con facilidad puesto que ninguna de ellas a excepción de la última tiene nombre. Son las siguientes:

Primera playa: Con apenas 300 metros esta playa en forma de medialuna ofrece finísima arena blanquecina, unas aguas cristalinas que se tiñen de turquesa y un entorno relajante y ambientado donde además podrás realizar un montón de deportes acuáticos.

Segunda playa: Es la playa con más ambiente de la zona, y es que en la Segunda Playa encontrarás un montón de establecimientos donde disfrutar las 24 horas del día además de divertidísimas fiestas a pie de playa (de arena clara y limpísimas aguas). Por todo lo anterior, esta es sin duda la favorita de los jóvenes.


Tercera playa: Ideal para los amantes de las vacaciones de relax y acción, pues en ella se pueden llevar a cabo un montón de actividades acuáticas donde deleitarse con los hermosos corales que ofrece el mar que se extiende a su alrededor.

Cuarta playa: Esta larguísima playa de arena blanca parece casi infinita (4 kilómetros), con su barrera protectora de palmeras a unos metros de la playa y un montón de piscinas naturales donde darte un baño será una auténtica experiencia.

Playa de los Encantos: La única playa con nombre de la zona es en realidad la continuación de la anterior, por lo que posee unas características naturales similares aunque se encuentra todavía más aislada para ofrecer un entorno para el relax total.

Lo mejor de todo es que gracias a su acceso algo complicado las playas no suelen estar abarrotadas, y no nos referimos solamente al número de personas sino también a esa especulación urbanística que parece estar comiéndose nuestras costas más hermosas.

Brasil,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *