La playa de Roses, en Girona


Si buscas un lugar tranquilo y familiar para pasar unos días de vacaciones sin tener que rascarte demasiado el bolsillo, la playa de Roses (en Girona) es tu próximo destino.

Este pueblecito supone la imagen más típica de las playas urbanas mediterráneas: quizá no sea un lugar mágico como el cercano Cadaqués, pero te permite tener todo lo que necesitas al alcance de tu mano para que puedas escoger en cada momento lo que más te apetece hacer…

Que seguramente durante el día será playa, playa y más playa. La de Rosas es una preciosa bahía de la Costa Brava de finísima arena dorada por el sol y unas aguas limpias y transparentes que te permitirán ver hasta los pececitos entre tus pies.


La orilla de esta playa es casi infinita, con decenas de metros en los que tus hijos podrán jugar con total seguridad (cosa de la que por supuesto no deberás descuidarte).

Dada su amplitud y su longitud, la playa de Rosas será perfecta también para improvisar algún partidillo de fútbol o voleibol o para disfrutar de un picnic sobre la arena.

Y para cuando te canses de esto, una enorme oferta de ocio te espera en el pueblo, tanto en el largo paseo marítimo que bordea la playa como entre las calles y callejuelas: bares, restaurantes, heladerías, tiendecitas locales… ¡No tendrás problemas para probar un lugar nuevo cada día!

Tanto en familia como con amigos yo te recomendaría alquilar un apartamento, pues posiblemente te saldrá más económico que pasar los días en un hotel y además te permitirá estar a tu aire, sin horas de entrada y salida y sin horarios para comer. Tranquilo, que con la amplia oferta que hay en Rosas, ¡no tendrás dificultades para encontrar uno adecuado a ti!

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *