Playas cerca de Nueva York
Nueva York es una de esas ciudades que todos soñamos con conocer. Sin embargo, la mayoría de nosotros pensamos en ella como la cosmopolita ciudad de los rascacielos y no vamos más allá para conocer todo lo que en realidad la city puede ofrecernos…

Si vas a visitar unos días allí y quieres hacer algo más que moverte por el bullicioso centro, también puedes animarte a visitar algunas de sus mejores playas, porque sí, aunque ni lo hubieses pensado Nueva York también tiene playas…

¿Te animas a conocerlas? ¡Echa un vistazo y a ver por cuál de ellas te decantas!

- Jones Beach: Se trata de una hermosa playa urbana de fina arena dorada y limpias aguas ideal para visitar tanto con familia como con amigos. Se encuentra en Long Island y dispone de un fácil acceso gracias, entre otras cosas, al enorme parking para hasta 25.000 plazas del que dispone.

Playas cerca de Nueva York
- Cooper’s beach: Esta playa de Long Island ha sido considerada como una de las diez mejores del mundo según el ranking del estadounidense Dr. Beach. Su suave y fina arena blanca, sus preciosas aguas color turquesa y la calma que en ella se respira la convierten en uno de esos lugares que no te puedes perder si visitas la ciudad.

Playas cerca de Nueva York
- Main Beach, The Hamptons: Como la anterior, esta playa de East Hampton también fue considerada como una de las mejores. Sin embargo, cabe decir que a diferencia de aquella Main Beach es una playa de arena dorada más oscura que no obstante conserva las excelentes condiciones para el baño en unas limpias y claras aguas cristalinas.

- Playa de Coney Island: Las condiciones de la playa son buenas, pero si hay algo que cabe destacar por encima del resto es el continuo ambiente y la excelente oferta de ocio de la zona, con un montón de bares, restaurantes y actividades. No obstante, si quieres ir a pasar una jornada de sol y playa más vale que lo hagas entre semana, pues en fin de semana la playa resulta ser incluso agobiante.

- Brighton Beach: Es un lugar de lo más curioso, y es que la playa se encuentra en un pequeño pueblo en el que creerás haberte transportado a la otra punta del mundo… Tiendas, restaurantes y hoteles pertenecen a personas de origen ruso y ucraniano, lo que aporta una rica combinación cultural a la zona.