Cala Figuera en Mallorca


Cala Figuera es uno de los lugares más increíbles que se pueden encontrar en Mallorca, la isla más saturada de todas las Baleares. Es uno de los claros exponentes de que allí todavía existe la belleza pese a la masificación. Es posible relajarse y disfrutar de la naturaleza mientras la brisa del mar acaricia tu piel. El agua del mar, como era de esperar, es cristalina.

Los hoteles situados en Cala Figuera dan lugar a un total de 1.427 plazas comprendidas entre esa zona y Cala Santanyí, una zona muy cercana que también es digna de ser visitada por su belleza. De hecho, ambas pertenecen a Santanyí, ciudad situada en la comarca del Migjorn.


Cala Figuera tiene una costa de 35 kilómetros. Está repleta de calas de uso turístico y otras que se engloban dentro del Parque Natural de Mondragó, un lugar con mucha magia. En Santanyí, por su parte, podemos encontrar numerosas calas y antiguos puertos pesqueros, como por ejemplo el Puerto de Cala Figuera, que antiguamente era refugio de piratas y de importantes contrabandistas de la época.

Evidentemente, con todo esto estamos ante un lugar muy romántico, un lugar con historia en el que disfrutar de unas vacaciones completas en Mallorca. El relax y el disfrute están asegurados, lo único que hay que hacer es acudir allí y dejar pasar lo minutos contemplando especies de flora y fauna autóctonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *