Sa Calobra, una playa reservada en Mallorca


Un conjunto de túneles excavados bajo la roca nos dan acceso a la maravillosa playa de Sa Calobra, un regalo para la vista de los afortunados que llegan a esta privada playa de Mallorca por tierra o por mar.

Un pequeño espacio de tan sólo 80 metros de longitud y 10 de anchura constituye la coqueta playa de Sa Calobra, que nos ofrece una imagen mediterránea irresistible: increíbles aguas de un turquesa intenso que se abalanzan sobre las rocas de la orilla, rodeadas por una costa de arena, grava natural y guijarros que queda enmarcada por grandes montañas rocosas plagadas de matorrales, flores, olmos y pinos típicos del mediterráneo.

Con su idílica imagen, no es de extrañar que los peñascos del Torrent de Pareis y Sa Calobra hayan inspirado a diversos artistas y que hayan servido de escenario cinematográfico, pues el simple hecho de pisar su arena o darse un chapuzón en sus aguas es una alegría para el cuerpo.


Esta playa es un lugar bastante privado, al que los turistas sólo pueden acceder dejando el coche a varios metros de la playa y caminando, o bien subiendo en una de las golondrinas que acercan hasta ella desde el Port de Soller. Sin duda, te recomendamos dejar tu automóvil por un día y disfrutar de la inmensidad del mar mediterráneo en una de estas embarcaciones, que te acercan hasta las mejores playas de la isla evitándote, como en este caso, 13 kilómetros de curvas.

Sa Calobra, en otro tiempo casi inaccesible para el ser humano, ofrece ahora un hotel y varios restaurantes. Afortunadamente la playa continúa protegiéndose del bullicio, del estrés y del turismo más salvaje para preservar el encanto de una belleza reservada a unos pocos.

Si vas de vacaciones a esta isla de las Baleares, ¡no te puedes perder esta playa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *