El Charco de Los Clicos, una hermosa playa volcánica de Lanzarote


La isla de Lanzarote es famosa por los contrastes que ofrece su naturaleza y el lugar del que hoy vamos a hablar es todo un ejemplo de ello. Rodeado de un volcán casi derrumbado por el viento y el mar, en las lindes del Parque Nacional del Timanfaya, en Lanzarote, se encuentra el Charco de los Clicos, también conocido como el Lago Verde, un antiguo cráter volcánico que ahora contiene una mágica agua de color verde.

El Charco de los Clicos se encuentra en la costa oeste del municipio de Yaiza, en una zona conocida como Los Hervideros. Se trata de una laguna que conecta con el agua del mar por grietas subterráneas y ha sido declarado Reserva Natural, por lo que bañarse allí está totalmente prohibido, incluso tocar sus aguas. Eso sí, nadie prohíbe visitarlo y te aseguramos que vale la pena.

Contraste de colores

Ver el contraste del intenso verde del Charco de los Clicos con la arena negra de esta playa volcánica y el azul profundo del mar y el cielo es una experiencia totalmente única. Lo más recomendable es observar este curioso paisaje desde cierta altura y después acercarse a la orilla donde un paseo.

Aguas verdes y rocas erosionadas

Aún se desconoce que es lo que ocasiona este sorpredente color verde, pero se supone que tiene algo que ver con el crecimiento de algas en un medio con una particular mezcla de minerales, entre los que se encuentran las olivinas, piedras semipreciosas típicas de Lanzarote, que se pueden ver en la misma playa. También es muy llamativa la erosión que el mar y el paso del tiempo han provocado en las rocas volcánicas que están encima del charco. Delante del Charco de los Clicos se forma una bonita playa de arena negra de aproximadamente 300 metros de longitud, aunque el baño no es nada recomendable en esta zona.

Un lugar mágico, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *