La playa de los Doce Apóstoles, en Australia


Más que por sus excelentes condiciones, la Bahía de los Doce Apóstoles del estado de Victoria (Australia) es inolvidable por el entrañable entorno natural que la caracteriza.

La extensa playa de arena fina y dorada en medialuna se forma de manera graciosa gracias a los inmensos acantilados de roca anaranjada que rodean a toda esta costa, creando una espectacular imagen de la tierra que se impone ante la fuerza del mar.

Pero esto no es todo, pues no conforme con su superioridad la tierra marca su territorio también en el mar con nueve enormes formaciones rocosas verticales que se elevan en medio del agua, cerca de la orilla, para dar nombre a esta playa que irónicamente habla de doce y no de nueve apóstoles. De hecho, uno de los colosos de roca quedó destruido de forma natural en 2005 reduciendo el número total a ocho.


Este accidente geográfico conocido como farallón (proceso de erosión que separa grandes porciones de tierra y roca que estaban unidas en forma de arco) es el responsable de que durante todo el año lleguen a esta costa miles de curiosos turistas que no quieren perderse tal espectáculo de la naturaleza.

Esta extraordinaria cadena de acantilados rocosos pertenece a la costa del Parque Nacional de Port Cambell de Australia, que se enorgullece de tener tal monumento natural entre sus joyas. Sin duda, si planeas un viaje a este país no puedes perderte la playa de los Doce Apóstoles, uno de los paisajes más especiales de toda Oceanía.

La bahía se encuentra entre las ciudades de Port Campbell y Princetown. En el año 2000 y con motivo del incremento sustancial de las visitas a la zona, el gobierno australiano decidió establecer todo un entorno turístico en los alrededores para facilitar el acceso a ella y para ofrecer a los visitantes buenos servicios además de unas vistas impresionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *