Las mejores playas de Marbella

Playas-Marbella-Malaga
Cada año más gente decide visitar las playas de Marbella durante sus vacaciones, y es que, cuando algo es bueno, ¿para qué seguir buscando? En plena Costa del Sol, Marbella es una ciudad alegre donde el ambiente es animado a cualquier hora del día. Además, podemos encontrar desde alojamientos económicos hasta hoteles 5 estrellas en Marbella, dependiendo de lo que busquemos. Pero, a parte de su historia y calles pobladas, las playas de la ciudad andaluza no tienen nada que envidiar a otros destinos más solicitados, pues podemos encontrar nada más y nada menos que 23 playas en 27 kilómetros de costa. ¿Quieres conocer alguna? Sigue leyendo.

Playa El Faro

Junto al Puerto Deportivo, en pleno centro de la ciudad se encuentra la playa El Faro. Aunque normalmente tiene una gran afluencia, debido a su situación céntrica, también es uno de los puntos de encuentro de la zona. Por ello, las tiendas y restaurantes pueblan casi todo el paseo, un recorrido que, además, es común hacer al atardecer. Es un espacio pequeño y reservado, ideal para las familias. Además, y gracias al paseo marítimo, si visitas Marbella en otras estaciones que no sean verano puedes dar un paseo tranquilo a orillas del mar y ver el atardecer desde su arena.

Playa de la Venus

También en el centro de la ciudad encontramos la playa de la Venus, situada entre el viejo puerto y el Puerto Deportivo de Marbella. Su extensión es de 400 metros, por lo que es un poco más amplia que la playa El Faro. No obstante, durante el verano su ocupación es bastante elevada, ya que está situada en el paseo marítimo. Ver el atardecer desde la playa de la Venus es una de las maravillas que ofrece la ciudad.

Playa de la Fontanilla

Sin lugar a duda, la playa de la Fontanilla es una de las mejores playas que podemos encontrar en el centro. Evidentemente por ello, suele ser un punto concurrido y para poder conseguir sitio hay que ser madrugador.

Tiene casi un kilómetro de amplitud y está rodeada de grandes hoteles y restaurantes, como el Iberostar Selection Marbella Coral Beach, por lo que es un punto de encuentro para todos los que visitan la ciudad.

Playa Nagüeles

En la Milla de Oro se encuentra la playa Nagüeles, típica estampa de la ciudad de Marbella. Sus aguas cristalinas y su fina arena recuerdan a las playas paradisíacas del Caribe. No es de extrañar, por lo tanto, que en verano sea uno de los puntos más concurridos de Marbella. Además, alrededor encontramos diferentes chiringuitos que ofrecen pescado fresco.

La playa Nagüeles es, además, un lugar indispensable para pasear durante el otoño o el invierno.

Playa La Bajadilla

La última playa del centro que os recomiendo es la playa de La Bajadilla, al comienzo del paseo marítimo. Al igual que otras playas céntricas, encontrar sitio en verano puede ser algo complicado, aunque las sombrillas y tumbonas alquiladas son una opción que podemos considerar. Gracias a su ubicación, no hay problema a la hora de encontrar un sitio donde comer pescadito tranquilamente.

Playa de Nueva Andalucía

Alejándonos del centro de la ciudad podemos hallar rincones impresionantes por su belleza natural. Entre ellos se encuentra la playa de Nueva Andalucía, catalogada como una de las mejores playas de Marbella. Su aspecto es muy diferente al de gran parte de la costa de la ciudad, pues se compone de calas y arena oscura, similar a lo que podemos hallar en los pequeños rincones mediterráneos. Es bastante conocida y ofrece múltiples servicios, además de un paseo marítimo que se extiende desde Puerto Banús.

Playa de Guadalmina

En San Pedro de Alcántara podemos encontrar muchas pequeñas playas. Entre ellas, la playa de Guadalmina es una de las más reservadas. Su aparcamiento es limitado, de modo que es un rincón pequeño y no tan concurrido, ideal para aquellos que buscan paz y detestan el ajetreo. Además, desde la playa de Guadalmina se pueden disfrutar unas espléndidas vistas de Gibraltar. Un picnic en familia es una alternativa envidiable.

Playa Los Monteros

Situada en una urbanización de lujo, la playa de Los Monteros es una de las más tranquilas de la zona. A lo largo de sus dos kilómetros podemos encontrar puntos de vigilancia, razón por la que es ideal para pasar el día con niños y despreocuparnos. Las dunas son una de las peculiaridades de esta playa que, aunque no siempre se encuentran, la convierten en un paraje diferente.

Playa Real de Zaragoza

Otra de las joyas de la ciudad andaluza es la playa Real de Zaragoza. Aunque es un rincón estrecho, su extensión es bastante considerable. Está formada por finísima arena y aguas cristalinas, por lo que se ha convertido en uno de los lugares de culto de Marbella. Los restaurantes y chiringuitos ubicados en ella ofrecen pescado frescoa muy buen precio.

¿Necesitas más razones para dar una oportunidad a las playas de Marbella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *