Los mejores lugares para visitar en Lisboa

Lisboa-ciudad
Es la ciudad de las siete colinas, de los Pasteles de Bélem, del fado, de José Saramago, de la Expo de 1998 o los Traveseiros. Y es que Lisboa, aunque tan solo cuente con 547.773 mil habitantes en su área metropolitana; la ciudad se ha convertido con el paso de los años en uno de los destinos favoritos de todo el mundo. Sin duda, una de las ciudades más carismáticas y especiales del continente. En este artículo te recomendaremos los mejores lugares para visitar en Lisboa y alrededores y las distintas actividades que sin duda tienes que hacer durante tu viaje a la capital lusa.

Todo lo que no puedes perderte en Lisboa

Si vas a visitar la ciudad tanto solo, en familia, con amigos o en pareja, nuestra principal recomendación es hacer un free tour en Lisboa durante tu primer día. Existen compañías como Guruwalk que dan sus tours de forma gratuita y a distintas horas del día por las diferentes partes de la ciudad. Es una buena manera de hacernos una idea de cómo funciona y también de conocer tanto su historia, como curiosidades y algunos lugares que no podríamos descubrir por nuestra cuenta. La mayoría de estos tours suelen estar dirigidos por españoles que ya viven en la ciudad y cuentan con experiencia ‘sobre el terreno’, es por eso tanto ellos como las empresas para las que trabajan son de total fiabilidad.

La principal ventaja es que puedes conocer la ciudad de una forma más accesible y divertida en tan solo unas horas. No tienes que plantear las visitas, son ellos los que se encargan de enseñarte los principales puntos turísticos y de interés sin perder tiempo. Además, se pueden reservar por Internet, tan solo tienes que elegir el día y la hora. También puedes elegir las visitas: desde lo más representativo de la ciudad y sus puntos clave hasta otras visitas más temáticas y especializadas.

lisboa-castillo
Miradores. Nuestra primera recomendación es que te dejes llevar hasta cualquiera de los tantos y tantos miradores de la ciudad. Y es que podría ser, perfectamente, una de las ciudades con los mejores miradores desde los que se puede contemplar vistas espectaculares de la ciudad y sus barrios. Entre los más famosos está el de Portas do Sol y también el del barrio de Alfama.

Barrio de Alfama. Es uno de los barrios más representativos de la ciudad, y es que caminar por sus cuestas y calles empedradas nos hace encontrarnos con la verdadera esencia de Lisboa. Sus placitas, las calles laberínticas… ese aire decadente que le da a la ciudad tanta personalidad hace que se convierta en un imprescindible. Destaca también sus restaurantes con comida casera y ¡bacalao!

Los Pasteles de Bélem. Es que es un imprescindible a la hora de visitar la ciudad. El mejor plan posible es visitar el Monasterio de los Jerónimos, nombrado Patrimonio de la Humanidad, y pasear hasta la Pastelería que desde 1837 hornea sus deliciosos pasteles con una receta secreta.

Barrio del Chiado. Entre los de La Baixa y el Barrio Alto se encuentra este barrio repleto de cafés y tiendas originales; también librerías como la Livraria Bertrand, considerada la librería más antigua del mundo. Es ideal para los últimos días de visita, pasearlo con calma y sin prisas.

El Castillo de San Jorge. Se sitúa en la colina más alta de Lisboa y de entre sus once torres destacamos la de Ulises, donde se puede ver una panorámica total de la ciudad gracias al periscopio que presenta. El castillo es del siglo V y se permite pasear por sus jardines y diferentes edificios.

El tranvía 28. Se ha convertido en un clásico de la ciudad por su antigüedad y por el recorrido que realiza, que abarca una gran parte de los sitios más representativos e interesante de Lisboa.

tranvia-Lisboa
LX Factory. El mercado de LXFactory es uno de los más innovadores de la ciudad y se sitúa donde antes era un importante espacio industrial de Lisboa. Allí encontrarás objetos de valor, ropas de segunda mano, objetos vintage…

El Oceanario y el Parque de las Naciones. Se trata del segundo acuario más grande de Eurioa y cuenta con hasta 1.500 animales y plantas de más de 450 especies distintas. Se ubica en el Parque de las nacionales, donde también se encuentra el Pabellón del Conocimiento, una zona abierta por la que es agradable pasear y que se encuentra muy cerca de la Estación de Oriente, diseñada por Santiago Calatrava.

Paseo en barco por el Tajo. Una experiencia inolvidable y asequible. Se puede tomar cualquier barco de la línea regular que va desde el centro de la ciudad hasta otras localidades como Cacilhas. También, y como dato curioso, también hay otro autobús que da rutas por el centro de la ciudad.

Barrio Arroios. Al norte de la Baixa se encuentra una de las zonas más decadentes y enclave multiétnico. Todo allí transcurre en torno a la calle Intendente y es curioso de visitar sus panaderías artesanales, los miradores y sus espectáculos de música en directo.

Disfruta de una experiencia única creando tu propio recorrido con los puntos de interés más importantes de la ciudad. Además, puedes completar tu guía de viaje sobre Lisboa con las recomendaciones de guías locales sobre qué lugares visitar en tu escapada a la capital portuguesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *