Playa de la Laguna Azul en Comino, Malta


Su gran ambiente, sus económicos precios y un buenísimo entorno para las vacaciones de sol y playa hacen de Malta uno de los mejores destinos del mediterráneo para disfrutar durante las vacaciones de verano.

Aunque lo cierto es que no resulta un paraíso terrenal, en algunas de las playas y costas que componen el archipiélago maltés podemos encontrar algunas de las maravillas del mediterráneo: un buen ejemplo es la playa de la Laguna Azul, en la isla maltesa de Comino.

Comino es una diminuta isla de apenas 3’5 km2 ubicada entre las islas de Malta y Gozo, un lugar para el relax dado su aislamiento y la poca población que acostumbra a ocuparla más allá del turismo.


En este entorno se encuentra la Blue Lagoon o Laguna Azul, una hermosísima playa cuyo nombre corresponde exactamente a su apariencia: increíblemente limpias y libres de contaminación, sus aguas hacen de ella una especie de piscina natural donde el hermoso color turquesa invaden el mar que la rodea.

Pero más allá del mar en sí mismo las características de la playa son excelentes, y es que se trata de una costa de arena dorada rodeada por un entorno rocoso que le otorga unaimagen rústica y salvaje que la hace todavía más encantadora.


En la playa también hay baños y duchas, aunque no demasiados servicios más puesto que se trata de un entorno natural protegido en el que prácticamente no se ha edificado. Probablemente tampoco encontrarás sombrillas de alquiler disponibles en las que resguardarte del intenso sol en verano, por lo que lo mejor es que lleves contigo un buen parasol y por su puesto también litros de crema de protección solar.

¿Te gustaría superar la calidad de las sencillas playas de la isla de Malta? Entonces toma una lancha que te traiga hasta la isla, ¡por 8€ por persona podrás disfrutar de una auténtica joya mediterránea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *