Playas Isla de la Graciosa en las Canarias


Las Islas Canarias son sin duda uno de los destinos de sol y playa preferidos por el turismo nacional e internacional, y es que el magnífico clima primaveral que las acompaña casi todo el año es algo casi irresistible.

Gran Canaria, La Palma, Lanzarote, Tenerife… Ya te hemos hablado de algunas de las mejores playas de las principales islas Canarias, pero, ¿qué hay de la Isla de La Graciosa? Hoy dedicamos este artículo a esta pequeña isla de apenas 29 km²… ¡No te lo puedes perder!

A pesar de sus reducidas dimensiones esta isla se convierte en la mayor de las islas del archipiélago Chinijo, un conjunto de pequeñas islas al noroeste de Lanzarote (a la que de hecho pertenecen administrativamente).

Su origen es también volcánico, pero a diferencia de otras costas canarias las de La Graciosa acostumbran a estar cubiertas por fina arena blanca. Sin más preámbulos te mostramos ya algunas de sus playas más hermosas:


La Laja: Esta hermosa playa de fina arena dorada y aguas color turquesa se encuentra en Caleta de Sebo, uno de los dos núcleos urbanos principales de la isla y capital de la misma. Además de unas características naturales espectaculares, la playa está rodeada por un paseo marítimo que proporciona todo tipo de servicios para el turismo.


Las Conchas: Comparte las excelentes condiciones de la anterior, pero esta playa de 310 metros de longitud ofrece además unas espectaculares vistas y un entorno rústico ideal para relajarte y desconectar.

El Salado: Extenso arenal blanquecino de casi dos kilómetros de longitud ubicado en un entorno aislado al que solamente podrás acceder a pie. No obstante, cuenta con algunos servicios como duchas, baños y hasta un camping.

La Francesa: En esta es mucho más palpable el origen volcánico de la isla, aunque no deja de mantener en parte esa fina arena blanca que poseen las anteriores. Cuenta con una longitud de 435 metros.

La Cocina: Solo podrás acceder a esta tranquila playa de arena dorada y limpísimas aguas a pie, aunque sin duda merece la pena un pequeño esfuerzo para disfrutar de sus características naturales y su relajante ambiente.

Otras magníficas playas de la zona son la de Lambra o la de Caleta de Arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *