Bremer Island, el último paraíso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En Playas Calas a menudo viajamos hasta nuestras antípodas (es decir, Oceanía) para buscar las playas más espectaculares que podamos imaginar. Hemos hablado de muchas playas de Nueva Zelanda y Australia… Pero las costas de estos países son tan extensas, que siempre queda alguna playa paradisíaca o isla inolvidable que visitar.

En esta ocasión nos vamos de visita a Bremer Island o Isla de Bremer, que cuenta con una serie de características que le podrían ganar sobradamente el título de “último paraíso en la Tierra”. Sus playas son casi secretas, y el turismo está tan restringido que sería imposible encontrarse con una aglomeración… ¡O con una familia numerosa!

Lugar de cría para las tortugas


El nombre de este lugar en la lengua local es muy bello: Dhambaliya. La isla se encuentra en el Mar Arafura, en la zona noroeste del Golfo de Carpentaria, a 3,4 kilómetros de la costa nordeste de Arhem Land (Territorio del Norte, Australia). Bremer Island está completamente rodeada de fantásticas playas solitarias, donde las tortugas de espalda plana ponen sus huevos y ven nacer a sus crías. Ésta es una de las razones del gran nivel de protección que disfruta la zona, y que ha conseguido mantenerla en un estado prácticamente salvaje.

Solo ocho turistas a la vez


En este ignoto lugar hay normas muy curiosas que mantienen al turismo bastante restringido. Por ejemplo, se da el caso de que solo puede haber ocho turistas en la isla al mismo tiempo. El consumo de alcohol, además, está prohibido entre la población, mientras que a los visitantes se les permite consumir pequeñas cantidades. En la isla hay un solo resort turístico, de pequeño tamaño y concepto totalmente ecológico: el Banubanu Wilderness Retreat, situado en el extremo norte de Bremer Island. Playas desiertas, tortugas incubando sus huevos bajo la arena, costas solitarias, aguas transparentes… ¿A alguien le cabe algun aduda de que esta isla es todo un paraíso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *