Cala d’Hort, en Ibiza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ibiza es el destino por excelencia de la fiesta en España. Sin embargo, que este público masifique algunas de las playas más turísticas de la isla no significa que no existan otros lugares en los que disfrutar de la paz y el relax que ofrecen las Baleares.

Si precisamente lo que quieres es huir un poco de este turismo de playa y fiesta las 24 horas debes decantarte por playas como la Cala d’Hort, ubicada a unos 10 minutos en coche desde Sant Josep o Cala Vedella.

Esta calita se extiende a lo largo de 150 metros de largo y unos 20 de ancho para ofrecerte un magnífico entorno en el que lo difícil será no desconectar. Como es característico en todas las playas de la isla, Cala d’Hort es una costa de fina arena blanca y unas aguas limpias y cristalinas que bien podrían ser las de cualquier piscina.


Además de todo esto, la bahía tiene un inigualable entorno natural de verdes montañas que la protegen de la masificación turística y unas maravillosas vistas que te permitirán contemplar el cercano islote de Es Vidrà (382 metros), solitario y misterioso en el horizonte, el de Es Vedranell y Sa Galera.

A pesar de ser una zona con pequeña oferta de ocio, puedes estar tranquilo si no has tenido tiempo de prepararte la comida para pasar una jornada de playa, pues encontrarás tres restaurantes para disfrutar del marisco y el pescado más fresco que hayas probado.

Si bien es cierto que se ha sabido proteger Cala d’Hort de la explotación turística, sus magníficas características hacen que la playa sea especialmente visitada durante los meses de verano.

Si te animas a visitarla no puedes irte antes del atardecer, pues realmente es un espectáculo que merece la pena ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *