Isla de Armona: relax en el Algarve


¿Qué os parece esta fotografía? Desde luego, no será por playas… La Isla de Armona, situada en la costa del Algarve Portugués, es uno de los destinos playeros más atractivos del país vecino. Se encuentra frente a la ciudad de Faro y para llegar a ella solo hay un método: en una pequeña embarcación que cubre una travesía de 20 minutos, perfecta para ir disfrutando la sensación de viajar por el mar antes de desembarcar en la isla.

Esta isla es un pequeño paraíso, que aunque no está completamente virgen sí disfruta de algunas características que lo alejan de forma evidente del bullicio del Algarve. Por ejemplo, es una isla en la que no hay coches, y por lo tanto, tampoco contaminación por humos.

Kilómetros de playa


Lo que más nos gusta a nosotros son, por supuesto, sus fantásticas playas: abundantes, con arena blanca (como podéis ver en las fotos), agua cristalina y hermosas dunas naturales. Como los kilómetros de costa son tantos, es posible caminar sin tener que esquivar turistas, toallas y sombrillas cada pocos metros. Tendréis a vuestra disposición una enorme extensión de arena limpia y soleada para disfrutar del sol y del mar, sin ninguna molestia.

Una laguna de mareas


La Isla de Armona es reserva natural, lo que implica que la fauna y la flora del entorno gozan de un alto grado de protección. A pesar de que sí hay algunos alojamientos turísticos y también chiringuitos, la verdad es que son pocos y muy agradables. También existe un recinto con atractivos bugalows, a un paso de la playa. Las mareas inciden en esta isla de forma intensa, y de hecho, en su centro hay una laguna de agua salada que se llena y se vacía dependiendo de las pleamares y bajamares. Para terminar, un consejo: no os marchéis de la Isla de Armona sin contemplar una puesta de sol. Te dejan sin palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *