Playa de Cofete en Fuerteventura, un paisaje salvaje y una leyenda nazi

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si te gustan las playas vírgenes, grandes y desiertas, la playa de Cofete te encantará. Situada en el parque natural de Jandía, en el municipio de Pájara, en el extremo sur de la isla de Fuerteventura, cuenta con casi 14 kilómetros de finas arenas doradas, rodeada de las montañas de Crestería de Jandía. Además, esconde una serie de misterios que la hacen aún más atractiva.

A pesar de la belleza de la playa, ésta cuenta con un inconveniente: el viento sopla continuamente por la orientación norte, lo que provoca que bañarse sea muy peligroso por el fuerte oleaje. Por suerte, el viento no evitará que puedas pasear por la solitaria playa. ¿Quieres conocer más detalles sobre Cofete?

Dividida en dos

La línea costera está dividida en dos partes por el Roque el Islote, que cuando hay marea baja permite el baño en unas arenas doradas de excelente calidad. Al sur, Cofete está delimitada por el Roque del Moro, un lugar muy valorado por los pescadores de caña.

La leyenda nazi

Además del paisaje extremo, una de las cosas que hace más atractiva la playa de Cofete es una leyenda que se ha ido repitiendo durante medio siglo en Fuerteventura. Al parecer, este arenal habría albergado durante la Segunda Guerra Mundial una base secreta de submarinos nazis.


Según se cuenta, los tripulantes habrían encontrado descanso y diversión en el caserón que se encuentra en la falda de la colina y que sirve para separar la playa del resto de la península de Jandía. Esto tendría lógica teniendo en cuenta que esta edificación es propiedad de un ciudadano alemán, Gustav Winter.

Difícil acceso

Lo único malo de esta hermosa playa es su acceso, ya que no se puede llegar por una carretera asfaltada, sino que hay que hacerlo por pistas de difícil acceso para coches que no sean todo-terreno. El camino comienza en el Puerto Pesquero de Morro Jable y durante 50 minutos pueden verse paisajes realmente impresionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *