Praia da Pipa, el paraíso brasileño


¿Sufres de estrés? ¿Necesitas relajarte? Lo que necesitas es hacer una escapada a una playa tranquila y paradisíaca. Esa playa es Praia da Pipa, en el noroeste de Brasil. Un reducto lejos del mundanal ruido, en el que te sentirás especial.

Lejos de las concurridas playas al uso, repletas de gente, tumbonas, tiendas y hoteles dispuestos a acoger a las masas de turistas que las invaden cada verano, la Praia de Pipa es algo diferente. No es que se trate de una playa salvaje y desierta, pero su nivel de ocupación está dentro de los límites aceptables.

Naturaleza en estado puro


Hace años Pipa era un pueblo desconocido, pero su belleza lo ha convertido en un enclave de vacaciones, eso sí, con ciertos límites que de momento no han sido superados, de hecho, el turismo que llega hasta allí suele ser nacional. Los primeros que descubrieron este lugar, fueron los surfistas en la década de los 70, ya que el oleaje de la playa la convierte en un lugar perfecto para practicar surf.

Praia da Pipa es una maravilla de la naturaleza. Una playa natural en la que disfrutar del verdadero lujo de vivir, tomando el sol, disfrutando de los atardeceres junto al mar, y contemplando su paisaje de ensueño.

El color inunda cada rincón en Praia da Pipa, desde la blancura de la arena, el intenso azul turquesa del mar, y el marrón rojizo de los acantilados. Como el entorno es natural al cien por cien, podréis ver la fauna propia de la zona: hay delfines en el mar, y monos y tortugas en la playa.

Cosas que hacer


Además de practicar surf, hay muchas cosas que podréis hacer en Pipa, comenzando por dar largos paseos por la playa: Praia do Amor, Praia de Madeiro son playas cercanas que podréis recorrer.

Pero si os apetece algo más de actividad, nadar entre los delfines en la cercana Dolphins Bay o navegar en kayak en la laguna Tibau do Sol son algunas sugerencias interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *