Zambujeira do Mar, la playa de la música


Cuando hace años visité por primera vez la localidad portuguesa de Zambujeira do Mar, he de decir que no daba abasto para mirar a mi alrededor. La enorme belleza de este lugar, situado en el Parque Natural de la Costa Vicentina y el Alentejo, solo se puede comparar a la hospitalidad y la alegría de sus gentes. Pero si hay algo impresionante allí es sin duda su espectacular playa, o más bien playas, ya que la costa de Zambujeira tiene varios arenales.

En las fotos podéis comprobar lo maravillosas que son. Y ganan mucho al natural… Grandes acantilados protegen a las playas de arena blanca, bañadas por un Océano Atlántico bravío que hace las delicias de los surferos.

Festival Sudoeste, música en la arena

La razón por la que he llamado a esta playa “la playa de la música” es que en agosto, todos los años se celebra un espectacular festival de música: el Festival Sudoeste (SWtmn). Empezó a celebrarse en el año 1997 y desde entonces, por la playa de Zambujeira han pasado grupos y solistas del prestigio de The Prodigy, Madness o Jimmy Cliff, entre muchísimos otros más.

El recinto cuenta con varios escenarios y carpas para diferentes tipos de música: alternativa, indie, reggae… Para todos los gustos. Y para alojarse, nada mejor que el fantástico camping de Zambujeira, toda una belleza. Eso sí, reservando con muchísima antelación, porque durante esos días se pone a reventar. ¡Ah! El camping es gratis para quienes compren una entrada para las cuatro noches.

Un montón de playas


En Zambujeira podemos disfrutar de gran cantidad de arenales: Playa de Nossa Senhora, Playa Tonel, Playa Arquinha, Playa Alteirinhos, Playa Zambujeira do Mar (la de las fotos, donde tiene lugar el festival) y Playa Brejao o de Amália. Esta última es un fantástico enclave para quienes quieran practicar la pesca submarina. En general, todas tienen arena blanca y dorada, muy suave, y se respira un ambiente a medio camino entre el surf, la bohemia y el rollo neo-hippie. Todo un paraíso del que no querréis regresar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *