Descubre las playas vírgenes de Doñana


Después de unos días recorriendo algunas de las playas más alucinantes del mundo, hoy tenemos ganas de volver a las costas españolas. Ahora que todos hemos vuelto a la rutina, no encontramos una mejor manera de ver nuestro país que a través de las playas, uno de los mejores tesoros que tenemos entre nuestras fronteras.

Sin duda, podrás encontrar hermosas playas a lo largo de todo el territorio español, pero hoy queremos quedarnos en Andalucía, concretamente en Matalascañas, donde además de disfrutar de un gran ambiente y una amplia oferta de servicios, podrás visitar el Parque Natural de Doñana. Allí se encuentran unas hermosas y vírgenes playas que merece la pena visitar. ¿Te apetece conocerlas un poco más? ¡Quizá te plantees este lugar como destino para tus próximas vacaciones!


Se trata del último territorio virgen del litoral español, con cerca de cuarenta kilómetros que se extienden entre la desembocadura del río Guadalquivir y el municipio onubense de Matalascañas. La fuerza del viento del sur-oeste introduce una gran dinámica en las arenas que modifica incesantemente el perfil de las playas y son origen de las dunas móviles. De hecho, Doñana conserva uno de los pocos sistemas de dunas móviles existentes en la Península. Solo podrás acceder a sus playas andando, en bicicleta de montaña o a caballo.

Son muchos los mágicos rincones que puedes encontrar a lo largo de la costa de Doñana, pero queremos mencionar la Playa de la Torre del Loro, de arenas finas y doradas, donde se pueden observar los restos de una antigua torre vigía. Sin embargo, allí no encontrarás mucha tranquilidad, ya que está situada al lado del Camping Doñana Playa.


Desde luego, merece la pena alejarse unos kilómetros de la bulliciosa Matalascañas para disfrutar de la soledad acompañada de los sonidos únicos de de la naturaleza.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *