La misteriosa iglesia de Las Salinas, en el Cabo de Gata

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El litoral de nuestro país esconde rincones impresionantes, llenos de magia. Algunos de estos lugares especiales están en las playas del Cabo de Gata, de las que ya os hablamos en este blog. Sin embargo, hoy quiero contaros un detalle que esconde una de estas playas almerienses.

Se trata de la iglesia de Las Salinas, un templo envuelto en un halo de misterio. Durante años ha permanecido cerrada, sin culto y en un estado de abandono cada vez más acusado. Hoy, aunque restaurada, continúa cerrada. Su silueta recortándose sobre el paisaje es una de las visiones más impactantes del lugar.

Luces y sombras de un templo


La iglesia de Las Salinas se construyó para los salineros que vivían en el cercano poblado de Las Almadrabas de Monteleva. Se inauguró en 1907. Está tan cerca de la playa de Las Salinas, o playa de Cabo de Gata, que se edificó sobre una plataforma para evitar que entrara el agua y la arena.

Es una iglesia pequeña con campanario, y está orientada al sureste, hacia el barrio salinero, con la sierra de Gata al fondo. Su estilo arquitectónico muestra el eclecticismo imperante a principios del siglo XX. Su planta es rectangular, con escaleras de acceso flanqueadas por muros de piedra; el pórtico, con cuatro columnas cuadradas, sostiene el balcón del coro; y la puerta tiene un arco de medio punto.


En ella se veneraba a Nuestra Señora del Carmen, patrona de los marineros, y a Santa Bárbara, protectora contra las tormentas. Tras estar décadas abandonada, hace relativamente poco tiempo se dijo que en ella se celebraban ritos satánicos. Al parecer, no eran más que rumores. Después, la iglesia fue rehabilitada, aunque sigue sin culto.

Una playa de arena blanca


La fachada suroeste de la iglesia es paralela a la playa. Con una extensión de unos 2,5 kilómetros y una anchura de 80 metros aproximadamente, la playa de Las Salinas es una belleza. Su arena es blanca y finísima, y el agua limpia y pura. En esta playa el viento sopla de vez en cuando, haciendo que el oleaje sea moderado, pero es perfecta para el baño.

Está rodeada por un paisaje impactante, ya que muy cerca hay una zona de marismas que alberga aves muy interesantes. A pesar de que el lugar está protegido, se puede acceder a la playa en coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *