Las impresionantes playas de las Islas Lofoten

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si pensamos en arena dorada, cristalinas aguas de un profundo tono azul turquesa y playas paradisíacas en general, la mente se nos va casi siempre a zonas cálidas como el Caribe o el Pacífico. Pero también hay zonas muy frías donde descansan algunas de las playas más bellas del mundo. Si bien darse un baño en sus aguas es algo reservado a los valientes, no cabe duda que poder viajar a verlas en persona y a descubrir su inmensidad natural tiene que ser algo increíble.

Es el caso de las playas de las Islas Lofoten, un archipiélago noruego que está considerado uno de los rincones más espectaculares del mundo en lo que a naturaleza se refiere… Y por supuesto, en lo que respecta a sus playas.

Sin palmeras, pero con montañas


Porque no hay más que ver las imágenes que acompañan a este post o el vídeo que adjunto al final, para comprobar que algunas de las playas más increíbles que podamos imaginar se encuentran justo bajo montañas con nieves perpetuas. Este escenario convierte a los arenales en paraísos muy especiales, distintos a los clásicos de palmeras y daiquiris que nos venden la televisión y la publicidad. Por si os apetece daros una vuelta por allí, sabed que las Islas Lofoten se encuentran dentro del Círculo Polar Ártico y que pertenecen a la provincia de Nordland, en Noruega.

Kilómetros y kilómetros de costas


En las Islas Lofoten hay muchas playas impresionantes, pero en este post vamos a mencionar solo cinco de ellas: el resto las tendréis que descubrir en persona… Y por supuesto, contárnoslo a PlayasCalas. En primer lugar, la playa de Unstad es perfecta para hacer surf (bien abrigados, eso sí) dado el tamaño de sus olas. Es muy bella por las formaciones rocosas que protegen sus alrededores. La playa de Utakliev, por su parte, también muestra imponentes rocas y un lugar perfecto para acampar para los amantes de la vida al aire libre.

Playas salvajes o turísticas


Las aguas de color turquesa y la arena dorada son las protagonistas de la playa de Haukland, (en la primera foto),un auténtico paraíso en la Tierra en el que el clima es más benigno y soleado que en el resto del archipiélago. Además, las zona norte de Gimsøya ofrece un fantástico recorrido costero lleno de pequeñas calas, a disfrutar sobre todo durante el verano; mientras que la más turística de todas, la playa de Skagsanden, es más convencional y populosa, perfecta para quienes busquen un turismo más familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *