Las increíbles rocas esféricas de la playa de Koekohe


Otro día más nos embarcamos en un viaje hacia un lugar muy lejano, donde se encuentra una de las playas más increíbles del mundo. Hoy queremos llevarte hasta Nueva Zelanda, de la que te hemos hablado en multitud de ocasiones en Playas Calas. Sin embargo, la magia de la playa que hoy te mostramos no reside en sus aguas cristalinas ni tampoco en su arena. Lo que la hace uno de los lugares costeros más asombrosos del mundo son las rocas esféricas que pueden encontrarse allí.

Estamos hablándote de Koekohe, al norte de Dunedin, una playa salpicada de unas rocas conocidas como los cantos rodados de Moeraki. Tienen el aspecto de huevos gigantes aunque todo tiene una explicación científica. El cuerpo de la roca se formó en el lodo marino y distintos materiales y minerales, como la calcita o el cuarzo, fueron llenando poco a poco sus grietas. Gracias a una reacción al bajar el nivel del mar y al subir el nivel de agua dulce subterránea, las rocas se compactaron. Durante miles de años, estas piedras fueron erosionando hasta conseguir esta peculiar forma.


Sin embargo, y como no podía ser de otra manera, estas formaciones rocosas han inspirado multitud de leyendas, la mayoría de ellas maoríes y hoy en día siguen concentrando la atención, ya que se trata de piezas muy difíciles de encontrar en el resto del planeta.


Podrás encontrar decenas de estas piedras esféricas de hasta dos metros de diámetro a lo largo de la playa que, por otro lado, no es muy grande. Además, si tienes el placer de poder visitarla, dispondrás de un buen aparcamiento, aseos públicos y una tienda de recuerdos.


Si lo que quieres estas vacaciones es observar paisajes asombrosos esta es una de las mejores opciones, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *