Las playas más recomendables de Costa Esmeralda, en Cerdeña

playa-Cerdena-Capriccioli
Cuando a uno le apetece disfrutar playas paradisíacas, normalmente piensa en el Caribe o en Bora Bora. Sin embargo, lo cierto es que no hay que alejarse del continente europeo para darse un chapuzón en el paraíso. En España están las Baleares, con Menorca y Formentera a la cabeza, y en Italia todo el mundo habla de Cerdeña, un destino vacacional que no deja de ganar popularidad gracias a las fotografías que comparten los turistas en sus cuentas de Instagram.

Una de las zonas más propensas a ser fotografiadas es la Costa Esmeralda. Está al norte de Cerdeña y comprende unos 55 kilómetros de costa que merece la pena recorrer de cabo a rabo. ¿Por qué? Pues porque hay playas tan espectaculares como las que te muestro a continuación. ¡Toma nota!

La Cinta

La-Cinta-Costa-Esmeralda
La playa de La Cinta resume de la mejor forma posible lo que es Costa Esmeralda. Arena blanca y fina, aguas cristalinas y la necesidad de recorrer un buen puñado de metros para darte cuenta de que el agua te llega por encima de la cintura. Está en San Teodoro y es la más grande de toda la zona, motivo por el cual suele ser fácil colocar la toalla incluso en las semanas más críticas de agosto. Tiene una longitud de 5 kilómetros y su arena sirve para separar el mar del estanque de San Teodoro, donde es habitual avistar flamencos rosados.

Consulta más información sobre La Cinta.

Liscia Ruja

Liscia-Ruja
También se la conoce como “Long Beach” por ser tremendamente larga. Además, este arenal situado en Arzachena dispone de todo tipo de servicios, incluidos varios parkings que son de pago (1,50 euros la hora). El agua es turquesa, las vistas son preciosas y hay unas rocas rojizas que captarán tu atención. Si vas a disfrutar de la jornada en una tumbona, asegúrate de lo que vas a tener que pagar por ella, ya que en el Shardana Beach Club cobran 50 euros por cada una de ellas (es lo que tiene moverse cerca de Porto Cervo).

Spiaggia Capriccioli

Spiaggia-Capriccioli
Esta playa está dividida en dos partes por un par de rocas gigantes de granito que te permiten disfrutar de unas vistas privilegiadas. Además, la vegetación mediterránea que la envuelve hará que no solo valores la limpieza del agua y la hospitalidad de su arena blanca y fina. Sin duda, es un lugar ideal para relajarse, aunque en los días más turísticos del año puede que ese propósito sea difícil de cumplir.

Lo Spalmatore

Lo-Spalmatore
Está en la isla de Tavolara y no es como las anteriores, ya que es de reducidas dimensiones. Es bastante tranquila y suele ser un refugio para esos días ventosos que sufren tantas playas. Eso sí, durante los fines de semana, sobre todo en los meses de julio y agosto, puede ser muy complicado colocar la toalla. La arena en este caso no es fina, pero sus aguas son cristalinas. Es poco profunda, por lo que es ideal para ir con niños.

Aunque ninguna de ellas está en el ranking de las 10 playas más espectaculares de Italia que publicamos meses atrás, deberías visitar las cuatro.

Artículo recomendado: 5 playas de aguas turquesa en Cerdeña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *