Playa de Luskentyre en Escocia


Puede que para muchos unas idílicas vacaciones de playa se reduzcan a visitar alguno de los destinos turísticos por excelencia como las costas caribeñas o las mediterráneas, por ejemplo.

Sin embargo, más allá de nuestras aguas más cercanas también podemos encontrar increíbles tesoros naturales que nos ofrecen espectaculares paisajes que poco tienen que envidiar a las anteriores: Es el caso de la playa de Luskentyre, en Escocia.

Esta playa entraña uno de los lugares costeros más mágicos de toda Gran Bretaña, con unas inolvidables puestas de sol que no puedes perderte si te encuentras por la zona.


Luskentyre es un extenso y alargado arenal dorado por el sol, limpísimas y frescas aguas atlánticas color turquesa y un entorno completamente aislado gracias a los altísimos acantilados escoceses que protegen a esta secreta playa del exterior.

Precisamente por eso no encontrarás demasiados equipamientos o servicios en la zona, por lo que si te decides a pasar una jornada de playa no puedes olvidarte de todo lo imprescindible como comida, bebida y, por supuesto, tu crema solar.


Eso sí, lo que para algunos puede ser una desventaja puede convertirse en una ventaja para otros, y es que disfrutar de una playa tan sorprendentemente tranquila y nada concurrida es algo que no se da todos los días.

Así, tumbado sobre su fina arena blanquecina sencillamente deberás hacer un esfuerzo por desconectar, a lo que sin duda ayudará el desértico entorno y las preciosas vistas del mar y las montañas.

Ya sabes, si vas a Escocia alterna las visitas a los mejores paisajes verdes con otras a magníficas playas como la de Luskentyre, en la costa de Harris. ¡No te arrepentirás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *