Playas en Isla Mauricio


Apacible clima estival, ambiente relajante, paradisíacas playas de arena blanca, aguas cristalinas color turquesa… Isla Mauricio lo tiene todo para unas vacaciones de ensueño.

Quizá por ello se haya conformado como uno de los destinos turísticos por excelencia para las vacaciones (las temperaturas oscilan entre los 23 y 27º todo el año) y para las lunas de miel de los recién casados en busca de unos días inolvidables.

Isla Mauricio es perfecta hasta en su único ‘defecto’: Sus playas son tan sumamente bellas que te encontrarás a diario con el dilema de cuál escoger para pasar tu jornada de relax.


Aquí te dejamos algunas de las más imprescindibles que debes visitar, ¡no te las pierdas!

Trou aux Biches: Se encuentra al oeste de la isla, un lugar tranquilo ideal para relajarse en la playa o disfrutar de las actividades y el ocio de los alrededores (el acuario, el templo hindú, etc.).

Port-Louis: Es la capital de la isla y uno de los lugares imprescindibles para visitar. Además de una bonita playa y un popularísimo puerto, en ella encontrarás una increíble oferta cultural y de ocio en animadas avenidas y calles comerciales.

Grand-Baie: Podría compararse como el “Saint-Tropez” de la isla, un lugar sofisticado con un montón de restaurantes, cafés, bares musicales y comercios. Como el resto de sus playas, el paisaje de Grand-Baie no tiene desperdicio.

Perèybère: Se encuentra a cinco minutos de la anterior y supone una de las playas más ambientadas de la isla gracias a su precioso paisaje de arena blanca y aguas cristalinas y un entorno perfecto para practicar deportes acuáticos.

Flic Flac: Curioso nombre para una playa como ésta, idílico paisaje con el que cualquiera soñaría y que quizá tú tienes la oportunidad de disfrutar. Blanquísima arena que se acomoda bajo tus pies o tu cuerpo al tumbarte, tranquilas aguas color turquesa y un entorno con buenos servicios que han convertido a la zona en una de las más ambientadas de la isla.

Paradis: Es una playa casi privada prácticamente exclusiva para los clientes del lujosísimo hotel Paradis, una costa de arena blanca y aguas cristalinas rodeada por unas altas montañas rocosas que la protegen del exterior.

Otras playas que merece la pena ver son Tamarin, Riviere Noire, Wolmar, Belle Mare, Roches Noires, Pointe aux Piments o Bala-clava, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *