Las playas secretas de Yucatán

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hace unos días, unos amigos se fueron de vacaciones a la maravillosa Riviera Maya mexicana. Para que se fueran con los “deberes hechos”, antes de marchar estuve investigando las playas de la región, concretamente las de la Península de Yucatán, a la busca y captura de las playas más desconocidas, pero no por ello menos bellas.

Mis esfuerzos dieron su fruto, y espero que ahora mis amigos estén de playa en playa, disfrutando de estos espectaculares rincones. En concreto, tres han sido las playas que me han llamado más la atención, por ser desconocidas, maravillosas y salvajes.

La playa de X’Cacel


Esta paradisíaca playa pertenece a la zona de la Riviera Maya. Está oculta entre Puerto Aventuras y Tulum, cerca de la turística localidad de Cancún. Si lo vuestro es la naturaleza, y más concretamente el mundo animal, no dudéis en visitarla: es una reserva natural para tortugas marinas. Al tratarse de un lugar poco concurrido, los chiringuitos y restaurantes brillan por su ausencia… Para ir a esta playa se impone, por lo tanto, llevarse la fiambrera, el agua y la sombrilla. A cambio os espera una gran playa de arena blanca, palmeras y una jungla tropical a unos pasos de distancia.

Xcalak, paraíso del submarinismo


La Playa de Xcalak pertenece a la Costa Maya, también en Yucatán. Situada cerca de Belice, es una zona lejana y poco conocida donde se puede bucear en el segundo arrecife de coral más largo del mundo (con permiso de la Gran Barrera australiana). En Xcalak tampoco hay donde comer, así que se impone también llevarse la cesta de picnic.

Isla Holbox


Su nombre en maya significa “hoyo negro”, aunque no tiene nada de hoyo ni de negra. La Isla Holbox es un remanso de tranquilidad, una pequeña isla situada en el extremo norte de Quintana Roo y a 10 kilómetros de la costa noroeste de Yucatán. La isla está unida (dependiendo de las mareas) a la tierra mediante una lengua de arena, y cuenta con alrededor de 34 kilómetros de playa en su costa norte. No se puede pedir más, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *