5 playas únicas en Cataluña

penya-tallada-Salou
Cataluña no es una comunidad autónoma que recibe a millones de turistas cada año por casualidad. Tiene muchos encantos, y entre ellos están sin duda alguna sus playas. Tanto la Costa Brava como la Costa Dorada son capaces de encandilar a cualquiera, cada una con sus características, ya que la costa de Girona es más bien rocosa y la de Tarragona todo lo contrario.

A continuación te hablo de cinco arenales que considero que son únicos. Merece la pena visitarlos por su belleza y por la limpieza de sus aguas.

Playa de Castell (Palamós)

playa-de-Castell-Palamos
Está situada en una zona virgen gracias a la lucha de los vecinos, que no quieren que se convierta en una playa masificada. Tiene forma de media luna y una extensión de 300 metros rodeada de pinos y campos de cultivo. Además, es bueno saber que muy cerca hay restos arqueológicos que pertenecen al poblado ibérico, así que también es un lugar con mucha historia.

Cala Aiguablava (Begur)

playa-de-Aiguablava
Cerca de Palamós, en la bonita localidad de Begur, tenemos la posibilidad darnos un baño en las irresistibles aguas de Aiguablava. Es una cala pequeña y preciosa, con un paisaje típico de los de la Costa Brava. Estamos hablando de unos 100 metros de longitud en los que puedes poner la toalla sobre su arena fina y dorada. A nadie le extraña que sea una de las más populares de Cataluña.

Más información sobre la playa de Aiguablava.

Cala Penya Tallada (Salou)

Cala-Penya-Tallada
Nos vamos hasta la Costa Dorada para hablar de esta cala tan bonita. Está en un rincón increíble, colocada dentro de una formación rocosa que permite colocar algunas toallas sobre su arena. Aunque no hay servicios, se agradece que sea una playa salvaje a la que se accede a través de una escalera.

Más información sobre Cala Penya Tallada.

Cala Fonda (Tarragona)

Cala-Fonda
Se la conoce como la Waikiki de Cataluña y está a pocos kilómetros de Tarragona, entre dos acantilados. Es de visita obligada porque está rodeada de vegetación (en pleno bosque de La Marquesa), por lo que tienes la sensación de estar muy lejos de la gran ciudad. Que no te sorprenda que algunos se atrevan a posar como sus madres les trajeron al mundo porque es bastante habitual.

Más información sobre Cala Fonda.

Cala Pola (Tossa de Mar)

Cala-Pola-Tossa-de-Mar
Tossa de Mar, una localidad de la provincia de Girona que recomiendo a todo el mundo, está a tan solo 4 kilómetros de esta cala tan espectacular cuya arena es gruesa y dorada. Está rodeada de pinos y es perfecta para ir con niños, ya que sus aguas suelen moverse sin prisas.

Más información sobre Cala Pola.

Artículos recomendados:

Las mejores calas de la Costa Brava

Playas salvajes en Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *