Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica


Descendiendo por la larga pasarela de madera que permite el acceso a la playa de Cabo de Buena Esperanza (Cape of Good Hope) todavía no podrás creer lo que ves: un increíble paraje que se debate entre priorizar la belleza de unas increíbles aguas azul turquesa o la frondosa flora que se extiende entre sus inmensos acantilados.

Pocos lugares como éste habrás podido visitar en tu vida, y posiblemente pocos más podrás comparar con él, y es que esta playa de Ciudad del Cabo (Cape City) nos ofrece uno de los lugares más entrañables de Sudáfrica.

La playa no es demasiado grande, y mucho menos lo parece si la avistamos de lejos en comparación con los enormes acantilados que la rodean. Su arena es blanca y fina, y sus aguas esmeralda son las más limpias que hayas visto nunca.


Es una visita casi obligatoria si vas a Ciudad del Cabo, pero más por la imagen que supone que por pasar un día de playa, pues para ello ya tendrás otras bahías más destinadas al turismo tradicional. Sin embargo, no está de más descanses de tu excursión durante un rato contemplando el bello paisaje que se extiende a tu alrededor sobre la finísima arena blanca de la playa.

En cuanto a los alrededores, se dice que la Reserva Natural del Cabo de Buena Esperanza es el centro de una región de gran riqueza de flora y el más rico de todo el continente africano.

Sin embargo, cabe desmentir uno de los mitos que giran entorno a la zona, y es que no es aquí donde se juntan el Océano Atlántico y el Índico sino en el Cabo Agulhas, que se encuentra hacia el sur y es el más meridional de África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *