Hot Water Beach, un spa personalizado en Nueva Zelanda


En Playas Calas te hemos presentado playas de todo tipo, desde las más románticas, hasta las más paradisíacas, pasando por las más originales o raras. Es en este punto donde hoy queremos parar, para mostrarte una playa súper curiosa en Nueva Zelanda.

Situada en la Península Coromandel, a 175 kilómetros de la capital del país, se encuentra Hot Water Beach, cuyo nombre ya denota la presencia de aguas termales calientes. La marea baja permite el acceso durante dos horas a la zona de arena y, con tan sólo cavar un hueco con una pala, podrás conseguir un spa de agua a temperatura caliente personalizado. Curioso, ¿no te parece?


Se trata de una playa súper popular entre todos los neozelandeses y, sobre todo, entre los turistas que llegan de todas partes. Lo más impactante de esta playa es que dos horas antes de la marea baja y poco después de ella aparece esta increíble fenómeno del agua caliente, que ya quisiéramos más de uno tener cerca.

Lo primero que hay que hacer para poder disfrutar de este fenómeno es cavar un hoyo en la arena que, con la marea baja, se llenara de agua caliente que escapa a la superficie y forma una especie de piscina termal personal. La temperatura es impresionantemente caliente, ya que llega a alcanzar los 64 grados centígrados.


¿Cómo es posible este fenómeno? Resulta que el agua caliente emerge a la superficie colándose entre dos fisuras terrestres que están situadas la una muy cerca de la otra. En lugar de formarse en tierra firme, estos manantiales naturales que provienen de reservas subterráneas de agua caliente propias de zonas volcánicas, lo hacen en medio de la playa, frente a las rocas. Sin embargo, una vez se hace el hoyo es importante estar atento al cambio de marea para evitar las olas, ya que se trata de una zona de fuertes corrientes. De hecho, más allá de los 50 primero metros está prohibido nadar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *