La Isla de Koh Lipe en Tailandia, amenazada por el turismo de masas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hoy nos trasladamos del magnífico Cayo Caulker a otra atractiva isla situada a miles de kilómetros. Concretamente, hoy viajamos hasta Tailandia, donde se encuentran algunos de los paisajes más asombrosos del mundo. Entre ellos, queremos destacar la isla Koh Lipe, que según nos hemos enterado, se encuentra en peligro por culpa del desarrollo sin control, al igual que las otras islas más remotas del país.

Hace unos años Koh Lipe era una isla desconocida de la que solo disfrutaban los pocos mochileros que la descubrían, pero la historia ha cambiado. Así que antes de que el encanto de esta isla, como ha ocurrido en muchas otras, acabe desapareciendo por completo, descúbrela en Playas Calas.

Sus paradisiacas playas, reclamo para miles de turistas

Las playas de aguas turquesas y arena blanca bajo las sombras de las palmeras son el perfecto reclamo para los miles de turistas que visitan Koh Lipe durante la temporada alta, en la época seca e, incluso, durante el monzón. Sin embargo, el turismo ha provocado el crecimiento económico de la isla con un montón de hoteles, restaurantes y bares, que suponen un problema medioambiental, por el exceso de basura, y social, debido a la situación de vulnerabilidad de la minoría urak Iawoy.

Fiebre del hormigón

Koh Lipe forma parte del Parque Nacional Marino de Tarutao y se encuentra a unos 70 km de Satun, provincia a la cual pertenece, en el extremo sur de Tailandia. Esta es la única isla del parque donde está permitida la urbanización, lo que se ha convertido en una fiebre del hormigón con el turismo de los últimos años.

Diversidad biológica

La isla es bastante pequeña y cuenta con 3 importantes playas de arena blanca y agua cristalina que se pueden recorrer en menos de 2 horas: Pattaya, Sunrise y Sunset Beach. Pero además de por sus playas, es conocida por su diversidad biológica y por contar con algunos de los mejores lugares para el buceo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *