La desconocida playa de Cirali en Turquía

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La playa de la que quiero hablaros en el post de hoy está en Turquía, en la zona suroeste. Cuando pensamos en un destino de playa para pasar las vacaciones, nos viene a la cabeza el Caribe, Asia o el Pacífico. No solemos pensar en Turquía como un país playero al uso. Sin embargo, esconde rincones maravillosos con playas tan impresionantes como la de Cirali.

Cirali es un pequeño pueblo costero que se encuentra cerca de la ciudad de Antalya. Su playa, de unos tres kilómetros y medio de longitud, es una belleza. A continuación os cuento más cosas de este paraíso desconocido.

Un espacio casi virgen


Esta zona de Turquía es uno de los pocos espacios vírgenes que quedan a lo largo de la costa turca. A ello ha contribuido el hecho de estar protegido por el WWF ya que es una zona de nidificación de tortugas marinas, lo que ha preservado el lugar de la explotación turística.

La playa es perfecta para relajarse, con un nivel de ocupación moderado. Tiene más de tres kilómetros de longitud y es una playa de arena blanca y aguas tranquilas. Entre las actividades que podréis realizar está la pesca y el snorkel, así como pasear en barco o alquilar una canoa para visitar las bahías y calas de los alrededores.

Los alicientes de la zona


Cerca de la playa hay muchas cosas que ver, como las interesantes ruinas de Olimpos (a 20 km de Cirali si vas por carretera y a solo a 10 km. si vas caminando por la playa). Cerca tenéis también una zona conocida como Ulupinar, con numerosos ríos y arroyos y perfecta para pasar un día de campo.

Pero si sois unos apasionados del senderismo tenéis que conocer Vía Lycian, un paraje lleno de rutas y senderos como el recorrido que va de Cirali a Tekirova, de 19 km., o la ruta entre Cirali y Ulupinar, de 12 km. de longitud.

En lo que al alojamiento se refiere, en Cirali no encontraréis grandes hoteles de lujo. La zona es bastante desconocida y aún se mantiene a salvo del turismo de masas, lo que implica adaptarse a la oferta del lugar que consiste en pequeños establecimientos y hoteles. Pero no necesitaréis más; el mágico lugar os dará todo lo que necesitáis para pasar unos días de ensueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *