La Isla de los Pinos en Nueva Caledonia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La leyenda dice que el Capitán James Cook le dio el nombre a esta isla sin ni siquiera haber pisado su costa. Sin duda, los robustos árboles lo justifican. La Isla de los Pinos, también llamada la “isla más cercana al paraíso”, se encuentra en medio del Pacífico Sur, al sureste de Nueva Caledonia.

La Isla de los Pinos no siempre ha sido el paraíso de hoy en día, ya que durante mucho tiempo fue una colonia penal. Todavía pueden encontrarse rastros perdidos en la vegetación, además de los descendientes de los prisioneros que se quedaron allí. En esta espectacular y pequeña isla encontrarás lagunas de color azul, arenas blancas inmaculadas y una gran vida submarina, ideal para los amantes del buceo.


Esta isla, además, tiene una gran cantidad de grutas y cavernas espectaculares. Entre ellas, podemos destacar la Cueva del Paraíso, que depara varias zonas naturales donde se puede nadar; las Cuervas de Oumagne, cruzadas por un arroyo impresionante y la Cueva Ouatchia, donde observaras sus llamativas estalagmitas. Además, también podrás explorar las cuevas submarinas.


Además del relax y la tranquilidad que la isla te ofrece, también podrás practicar miles de aventuras, como snorkel. También podrás recorrer la isla en bici, ya que no tiene grandes dimensiones (18 kilómetros de largo por 13,8 de ancho).

Es recomendable que permanezcas al menos tres días en este maravilloso lugar para poder visitarlo a fondo. Podrás recorrerlo en bicicleta, canoa o coger un barco con fondo de cristal, que te permitirá contemplar su espectacular fondo marino.


Si visitas la isla, no te olvides de ir a la Bahía de San José, donde llegarás mediante las típicas canoas melanesias. Tampoco podrás obviar la Bahía de Oro, donde encontrarás una piscina natural que se ha creado gracias al coral. Además, tendrás que ir a las Bahías de Kuto y Kanuméra, unidas por un pequeño istmo, donde disfrutarás de playas de arena blanca y aguas cristalinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *