La isla de Sylt, en Alemania

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Mientras que sus dimensiones de más de 99 km2 la han convertido en la cuarta isla más grande de Alemania, algunas de sus características han hecho también de ella uno de los destinos vacacionales más populares de todo el país.

Las playas de la Isla de Sylt se encuentran al norte de Alemania, en el estado de Schleswig-Holstein y dentro del archipiélago de las islas Frísias. Todas ellas se caracterizan por unas magníficas condiciones para el turismo gracias a sus condiciones naturales poco trajinadas por el ser humano y por el excelente ambiente que se respira en la zona.

La costa se extiende a lo largo de 40 kilómetros de arena fina y dorada para ofrecerte un lugar idóneo para el relax y la desconexión, donde tu única preocupación será hacerte con una comodísima y colorida tumbona en la playa para disfrutar todavía más de las preciosas vistas del horizonte del Mar Báltico o de los imponentes acantilados que se adentran en el mar.


Cuando quieras movimiento puedes estar tranquilo, porque también puedes realizar muchas actividades acuáticas o a pie de playa, sencillamente darte un chapuzón o tomarte un refresco en alguno de los chiringuitos que habitualmente encontrarás en cualquiera de las 13 poblaciones que actualmente ocupan la isla.


Entre ellas encontrarás seguro tu destino ideal, y es que hay desde las más fiesteras y ambientadas hasta las más vírgenes, las naturistas o las comerciales y turísticas… ¡Sólo debes descubrir a dónde ir!

La isla de Sylt es conocida también por algunos lugares de interés cultural, y es que dispone de un dolmen de más de 4.000 años de antigüedad (el Denghoog) y del Wattenmeer, un parque natural que ha sido reconocido como Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *