La playa de Mellieha, en la Isla de Malta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Malta es un destino muy visitado por jóvenes estudiantes que llegan especialmente durante los meses de verano para aprender o perfeccionar su dominio del inglés; y no eligen nada mal, pues esta isla no sólo es un lugar de gran ambiente todo el año, sino que además ofrece un conjunto de bonitas playas de las que disfrutar los días de verano.

La Bahía de Mellieha es una de las que no te debes perder si visitas la isla, pues es la más grande y conocida de la zona.

Se trata de una playa de arena dorada bastante amplia con forma de medialuna. Sus aguas tranquilas de escasa profundidad que hacen de ella un lugar perfecto para que tanto adultos como niños puedan disfrutar jugando en sus aguas sin peligro para los más pequeños.

Aunque en verano está bastante concurrida, la playa es especialmente tranquila por la tarde, por lo que podrás disfrutar de un romántico paseo al atardecer con tu pareja, disfrutar de un picnic al aire libre con amigos o jugar durante horas con tus pequeños sobre su arena.


Además, su magnífico entorno para el relax y la diversión se completa con una oferta de actividades muy variada: podrás subir una banana flotante, alquilar un patín de pedales o practicar deportes más atrevidos como es esquí acuático o el windsurf, pues los vientos del noreste y el amplio espacio constituyen unas condiciones excelentes para hacer windsurf prácticamente durante todo el año.

Si prefieres que te lo den todo en bandeja tampoco tendrás problemas, pues alrededor de la playa podrás encontrar todos los servicios para complacerte, entre los que por supuesto se encuentra una buena oferta de restauración que te hará disfrutar de la mejor gastronomía de la zona.

Como telón de fondo de la playa está la montaña de Mellieha, que ubica en su ladera al antiguo pueblo en el que también encontrarás cafeterías y restaurantes. Si te animas, también puedes hacer una visita a la Reserva Natural de Ghadira, que se encuentra al otro lado de la carretera. En ella podrás ver pequeños mamíferos y lagartos, así como aves migratorias que hacen una parada en su camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *