La playa más escondida de Vietnam

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Phu Quoc 2
Vietnam es un país lleno de fantásticas playas y costas, pero por increíble que parezca todavía quedan playas donde la afluencia de turismo se queda bastante corta. Perteneciente a este país y a medio camino entre él y Camboya se encuentra la isla de Phu Quoc, que hasta hace relativamente poco se encontraba fuera de los circuitos turísticos, algo que hizo que se preservase como un paraíso prácticamente virgen.

Hoy día el turismo va creciendo en Phu Quoc por varios motivos, entre ellos la apertura de un aeropuerto internacional. La isla cuenta con alrededor de una docena de impresionantes playas, siendo la más salvaje y desconocida (y para muchos, la mejor) la de Bai Sao.

Un acceso difícil de encontrar

La razón por la que la playa de Bai Sao no suele estar llena de turistas hasta los topes es que se encuentra en la costa este de la isla, lejos de la zona más concurrida. Para llegar a ella hay que buscar un taxi o alquilar un coche o una moto. Además la playa no está señalizada y se encuentra al final de un sendero abandonado, fuera de la carretera principal, lo que hace que muchos se pasen el acceso… Así que aunque muchos han oído hablar de la playa de Bai Sao, son también muchos los que no han conseguido encontrarla. De hecho, la mejor forma de visitarla es hacerlo con las excursiones que organizan los hoteles de la isla, y que suelen estar cerca de Long Beach, la playa más conocida de Phu Quoc

Phu Quoc

Prácticamente salvaje

La playa es impresionante en cuanto a belleza natural; eso sí, no tiene apenas nada alrededor. Ni chiringuitos, ni deportes acuáticos, ni locales para alquilar equipo o embarcaciones… Solo arena dorada, palmeras y cálidas aguas transparentes con la profundidad justa. Cerca de la playa hay un par de pequeños cafés en los que se puede encargar delicioso marisco y cerveza fresca… No me cabe la menor duda de que es esta playa es probablemente el último de los paraísos de Vietnam.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *