Playas de película

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Seguramente montones de veces habrás deseado transportarte en el espacio y en el tiempo para visitar algunos de esos idílicos paisajes que solo has podido ver en las películas.

Sin embargo, no es fácil descubrir cuáles han sido exactamente los escenarios de cada una de ellas… Pues si te gusta curiosear y te encantaría descubrir algunas de las mejores playas de película (literalmente) no pierdas detalle, ¡nosotros te lo contamos!

Salvar al soldado Ryan (1998): Esta película de Steven Spielberg y protagonizada por el famosísimo Tom Hanks fue rodada en la playa irlandesa de Curracloe Beach.

De aquí a la eternidad (1953): La sensual escena en la que Burt Lancaster y Deborah Kerr se besan apasionadamente sobre la arena fue rodada en la idílica playa de Halona Cove, en Hawái.


El Lago Azul (1980): Este clásico de cine fue rodado en la preciosa Playa Palmilla de la República Dominicana. Gracias a ella, esta romántica playa se ha convertido en uno de los destinos más demandados por los recién casados.


La playa (2000): Esta película protagonizada por Leonardo DiCaprio nos mostraba increíbles paisajes ni siquiera concebibles por nosotros. El magnífico set de rodaje de suavísima y blanca arena, aguas cristalinas color turquesa y una densísima selva de intenso verde fue la playa tailandesa de Ko Phi Phi Lee.

007, Muere otro día (2002): Por fin el protagonismo para una playa de nuestro país, la de La Caleta, en Cádiz. Aunque la escena representaba una playa cubana, lo cierto es que el mérito debería llevárselo Andalucía.

007 contra el Dr. No (1962): El escenario de esta película protagonizada por Sean Connery fue la playa de Laughing Water, en Jamaica.


Piratas del Caribe (2003, 2006 y 2009): La saga de piratas más popular de la historia del cine se rodó en la idílica playa Malibú, en Isla Barbados.

Pronto te dejaremos algunas otras playas que han sido escenario de películas tan populares como Náufrago, Mamma Mía, El Planeta de los Simios o Indiana Jones y la última cruzada, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *