Playas solitarias y paradisíacas en Los Testigos


¿No te apetece estar rodeado de una exuberante belleza, arenas blancas y fondos submarinos excepcionales? Todo esto te lo ofrece el archipiélago de Los Testigos, un conjunto de 7 islas perteneciente a la República Bolivariana de Venezuela. Se trata de un paraíso prácticamente deshabitado, a excepción de un grupo de pescadores que habita en la Isla Testigo Grande.

Ubicado al noroeste de la Isla de Margarita, cada una de las playas de Los Testigos posee una enrome belleza, además de atractivos, hermosos y salvajes lugares para practicar el buceo y el snorkel, con una cantidad y diversidad asombrosa de peces y corales.


Además de gozar de sus playas paradisíacas, el principal atractivo de Los Testigos es el disfrute de la langosta fresca, cuya temporada empieza en noviembre y termina en abril. Por supuesto, los avistamientos de ballenas (cachalotes) son verdaderamente espectaculares. Isla Iguana, por ejemplo, situada al lado noroeste de Testigo Grande, es un precioso lugar de arenas blancas y protegido por una colina desde donde se puede observar todo el archipiélago.

La isla más grande de todos Los Testigos es Testigo Grande, donde se encuentra una pequeña base militar de guarda costa operada por la Armada de Venezuela. Allí se encuentra una numerosa colonia de aves y diversas especias marinas, lo que ha atraído a un pequeño número de pescadores. Por su parte, gracias a que se encuentra a tan solo 15 minutos de la Isla Testigo Grande, Isla Conejo es una parada obligada de todos los que visitan el Archipiélago de Los Testigos. Sus bellas playas son únicas y, como no podía ser de otra manera, ideales para practicar diferentes deportes acuáticos.

Puedes llegar a las distintas islas a través de botes o lanchas que parten de la Isla de Margarita o en yates o embarcaciones de uso privado desde Caúpamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *