¿Se puede acampar en la playa?

acampada-en-la-playa-vistas-pinos
Probablemente se te habrá pasado por la cabeza alguna vez eso de acampar en la playa, sobre todo si eres un aficionado a los campings al que no le importa ir con la tienda de campaña a cuestas hasta encontrar el lugar idóneo para desplegarla. La pregunta es… ¿se puede acampar en la playa? La respuesta, por lo menos en lo que concierne a las playas españolas, está bastante clara: no.

Aunque las leyes lo prohíben, debes saber que determinados municipios conceden permisos de forma excepcional. Si no disfrutas de ese permiso, lo mejor que puedes hacer es buscar un alojamiento con acceso directo a la playa, algo que evidentemente sale más caro que acampar.

¿Por qué no se puede?

El principal motivo por el que no está permitida la acampada en España tiene que ver con la salud pública. Además, también es importante hablar del medio ambiente, ya que por desgracia hay muchas personas que ensucian las playas en cuestión de minutos. Basta con ver lo que sucede tras la noche de San Juan para tener una idea clara sobre ello.

Salvo en excepciones y con autorización, nadie puede dormir en una tienda instalada en plena playa. Está prohibida la instalación de tiendas de campaña y tampoco se pueden instalar vehículos o remolques habitables. Además, poco a poco se reduce el número de autocaravanas que estacionan en las inmediaciones de las playas, puesto que los ayuntamientos están poniéndose cada vez más firmes en ese sentido.

acampada-en-la-playa
Para que se considere que una autocaravana está estacionada y no acampada, debe ocupar lo mismo que si estuviera en marcha. Si se encuentra en el litoral, se debe respetar la distancia mínima respecto al mar que queda recogida en la Ley de Costas. Evidentemente, está prohibido sacar sillas o mesas, lo mismo que se puede decir de extender toldos o abrir ventanas batientes que sobresalgan del perímetro.

¿Y si me pongo a dormir en un saco?

Cualquier ayuntamiento podría multarte por dormir en un saco a ras de playa. Y no solo eso, sino que corres el riesgo de que te roben. Además, los servicios de limpieza trabajan de noche para que la playa esté limpia de día, así que podría producirse un desagradable incidente, ya sea por el ruido de las máquinas con las que se hace la limpieza o por el simple hecho de que no sean capaces de verte en la oscuridad y te pasen por encima.

Artículo recomendado: Playas españolas para disfrutar del atardecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *