Aiguafreda, una preciosa cala en Begur

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si has tenido la oportunidad de visitar alguno de los pueblos de la Costa Brava, seguro que has quedado maravillado de sus increíbles playas y calas, con aguas cristalinas, unos fondos marinos de una gran riqueza y rodeadas de un entorno natural privilegiado.

Uno de los mejores rincones que puedes encontrar en esta zona del litoral catalán es la cala de Aiguafreda, en Begur, en la comarca del Baix Empordà. A pesar de que su espacio arenoso es muy reducido, merece la pena visitarla por su extraordinaria belleza. En este pequeño puerto protegido de los envites del viento podrás llevar a cabo una intensa actividad deportiva submarina. De hecho, se trata de uno de los puntos de buceo más populares de la Costa Brava, donde se pueden encontrar diferentes cursos de esta actividad acuática.


Si lo que buscas es tomar el sol, podrás hacerlo en un pequeño recinto de arena o en el lateral del embarcadero con unas hamacas, ya que el suelo es plano y duro. Como puedes imaginar, un baño en sus espectaculares aguas supone una experiencia inolvidable gracias a la calidad de su fondo marino y a la belleza de los montículos que rodean la cala y la impresionante visión de las copas de los pinos reflejadas.

Además de estar adaptada para minusválidos y personas con sillas de ruedas, esta cala de 25 metros y una anchura de 15 tiene otro tipo de servicios, como duchas y restaurante con habitaciones en temporada de verano, donde podrás disfrutar de un buen pica a pica al mediodía y una tranquila copa por la tarde.

Sin embargo, Aiguafreda tiene una pequeña pega. Como bien indica su nombre (agua fría), la temperatura del agua no es del todo agradable. Aún así, un chapuzón en verano es un auténtico placer.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *