Consejos para visitar Cantabria

Cantabria
A nadie se le escapa que Cantabria es uno de los lugares más bonitos de España. Es una comunidad autónoma con mucho que ofrecer a todos los niveles, algo que has podido comprobar en esta revista disfrutando de sus playas más populares. Además, la belleza de su naturaleza no solo se puede contemplar desde la orilla del mar, sino que también se manifiesta en bosques y pueblos sencillamente espectaculares.

Si tienes en mente visitarla próximamente reserva tu camping en Cantabria para sacarle el máximo partido, para lo que te recomiendo no perderte nada de lo que te contamos a continuación.

Destinos que no te debes perder si viajas 3 días

Si dispones de un fin de semana largo tendrás que afinar la puntería para ver lo mejor de Cantabria. En ese sentido, lo que no puedes dejar de visitar son los Picos de Europa. Ascenderás a más de 1.800 metros de altura para regalarte unos paisajes de ensueño, y todo ello visitando pueblos como por ejemplo Potes, que sin lugar a dudas es de obligada visita.

Si no tienes vértigo y quieres disfrutar de las mejores vistas de los Picos de Europa, lo que tienes que hacer es subirte al teleférico, que te eleva en cuestión de 4 minutos hasta 753 metros para que te sitúes en una altura de las que quitan el hipo a cualquiera. Desde el Mirador del Valle te sentirás como un pájaro contemplándolo todo desde la distancia.

Cuando hayas disfrutado de la Comarca de Liébana como es debido puedes descender hasta San Vicente de la Barquera. Se trata de un precioso pueblo de pescadores que está considerado como uno de los más bonitos de España. La marea viene y va modificando las fotos de todos los turistas, pero sea como sea seguro que obtienes una postal perfecta.

Tras un paseo por San Vicente de la Barquera puedes desplazarte hasta Comillas para ver una de las tres obras a las que el arquitecto Antoni Gaudí dio forma fuera de Cataluña. Se trata del Capricho de Gaudí y es una de las primeras obras maestras del gran representante del modernismo catalán.

Por Comillas también puedes aprovechar el paseo entrando en alguna tienda artesanal, mientras que la buena comida está garantizada gracias a los restaurantes de la zona, donde puedes comer el mejor marisco con vistas al mar.

Para terminar un viaje de 3 días, deberías ver otro pueblo fantástico como Santillana del Mar, que curiosamente ni es santa, ni es llana ni tiene mar. Sus callejones adoquinados te transportan a la época medieval, siendo La Colegiata de Santa Juliana del siglo XIII la Plaza Mayor de Santillana del Mar algunos de sus principales atractivos. Si te sobra algo de tiempo tampoco deberías dejar pasar la oportunidad de ver Santander, una ciudad muy bonita que mezcla naturaleza y urbanismo de la mejor forma posible.

Cantabria

Otras zonas que visitar si viajas 7 días

Si dispones de más días para ver Cantabria en profundidad, lo primero que deberías hacer es pasar más tiempo en Santander para no perderte ninguno de sus rincones más preciados. Por ejemplo, no deberías dejar pasar la oportunidad de pasear descalzo por la playa de El Sardinero, ya que su paseo marítimo podríamos decir que te ayuda a descargar tensiones. En la misma línea tenemos el Faro de Cabo Mayor, donde encontrarás un café bar muy recomendable en el que podrás descansar mientras juegas a divisar dónde termina el mar.

El Palacio de la Magdalena, el funicular de Río de la Pila, la Bahía o la Vaguada de las Llamas son otros puntos que hay que marcar para dibujar el mejor de los recorridos por la capital cántabra.

Ya lejos de la ciudad, el Pantano del Ebro y la ciudad romana de Julióbriga te invitan a ver algo distinto. El pantano fue declarado Refugio Nacional de Aves Acuáticas, mientras que la ciudad romana es un pedazo de nuestra historia que seguro te sorprenderá.

¿Qué más? Los Valles Pasiegos, el Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal y El Soplao. Con todo esto seguro que vuelves de Cantabria con muy buen sabor de boca y con ganas de regresar algún día.

Cantabria

Aspectos a tener en cuenta en el viaje

Por su ubicación al norte de España, Cantabria es una comunidad autónoma en la que las temperaturas suelen ser bajas. En verano, durante el día, puedes pasear con ropa fresquita, pero las cosas cambian cuando llega la noche. Por eso, conviene llevar ropa de abrigo en la maleta por lo que pueda pasar. Además, debes saber que es uno de los lugares de España en los que más llueve durante todo el año, aunque en los meses de julio y agosto, que son los más calurosos, los días de lluvia se reducen considerablemente.

Por otra parte, también hay que comentar que es recomendable elegir un buen calzado para cada momento, ya que si viajas a Cantabria combinarás los pases por pueblos y ciudades con las escapadas a preciosos parajes naturales. Por ello, deberías llevar unas zapatillas cómodas para caminar y unas botas que puedan servirte para ir por la montaña sin problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.