La Granadella, un pequeño paraíso en la costa alicantina


Después de hablarte de la cala de Sant Francesc de Blanes, localidad de la Costa Brava, nos hemos quedado con ganas de conocer más playas bonitas de nuestro país. ¡Qué hay muchas! Por eso, hoy vamos a trasladarnos a la Comunidad Valenciana, donde pueden encontrarse miles de rincones que merece la pena visitar.

Uno de ellos es La Granadella, una cala de la Marina Alta, en el término municipal de Jávea, cerca del cabo de la Nao. Custodia la desembocadura de dos barrancos densamente poblados de pinos de Alepo, al fondo de los cuales destaca la fulgurante presencia de aguas de tonalidades verdosas y un denso marco arbolado Se trata de uno de los pocos espacios que quedan libres de urbanizaciones en la costa valenciana, por lo que deberá ser una visita obligada si pasas por la zona.

Bellas aguas y naturaleza salvaje

Este pequeño reducto de aguas cristalinas destaca por sus aguas cristalinas y su exuberante naturaleza casi salvaje. Con tan solo 20 metros de anchura, este paraíso alicantino seguro que te cautivará. Además, es ideal para el submarinismo.

Servicios

A pesar de su belleza paradisíaca, no creas que en esta cala no encontrarás servicios, ¡todo lo contrario! En La Granadella, encontrarás vigilancia marítima, puesto sanitario, identificación del estado del mar, ducha, lavapiés, balizamiento, pasarela, hamacas y sombra, servicios wc, plataforma flotante, parking, teléfono público, chiringuito y restaurante. ¿Se puede pedir algo más? Pues sí, esta cala es anualmente galardonada con la Bandera Azul.

Acceso

Para acceder a la playa existe una carretera de abrupta pendiente que, poco a poco, exhibe la belleza que la playa esconde. Se toma desde la carretera Cabo de la Nao, a unos dos kilómetros aproximadamente antes de llegar a él.

¿No te apetece que llegue el verano para darte un bañito en estas aguas tan apetecibles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *