Las playas más bellas del mundo

Whitehaven Beach1
El verano todavía no ha llegado de forma oficial, pero algunos ya han podido disfrutar de algún que otro chapuzón en la playa. Otros, sin embargo, deberán esperar a la llegada de las vacaciones para poder hacer un viajecito hasta el litoral. Para todos ellos y para los que tengan ganas de descubrir rincones alucinantes, hoy traemos algunas de las mejores playas del mundo.

Sí, ya sabemos que a lo largo y ancho del planeta pueden encontrar cientos de playas espectaculares, pero hoy vamos a mostrarte las que, para nosotros, son las más bellas. ¿Te apetece acompañarnos? ¡Te aseguramos que no te arrepentirás!

Baia do Sancho, Brasil

Baia do Sancho
Queremos comenzar nuestro recorrido por las playas más bellas del mundo en Brasil, concretamente en el archipiélago Fernando de Noronha. Aquí se encuentra la Baia do Sancho, un paraíso de aguas turquesas, arenas blancas y frondosa vegetación que te dejará sin aliento.

Anse Lazio, Seychelles

Anse Lazio
Por supuesto, también tenemos que hablar de Anse Lazio, una espectacular playa situada en la isla de Praslin, en las Seychelles. Rodeada de rocas de granito y un montón de calas de arena, se trata de un rincón realmente espectacular.

Playa de las Catedrales, España

Playa de las Catedrales
Aunque podríamos incluir en esta lista numerosas playas de nuestro país, nos vamos a quedar con la Playa de las Catedrales. Situada en la provincia de Lugo, está rodeada de formaciones rocosas que se asimilan a las catedrales góticas. Sin duda, lo que más sorprende son sus arcos formados a lo largo de los siglos.

Isola dei Conigli, Italia

Isola dei Conigli
En Italia también podemos encontrar numerosas playas espectaculares, pero si tuviéramos que quedarnos con una posiblemente sería con la Isola dei Conigli. Situada en la isla siciliana de Lampedusa, ofrece arenas blancas, aguas cristalinas y un entorno mágico.

Whitehaven Beach, Australia

Whitehaven Beach
Tampoco queríamos que faltara en este lista Whitehaven Beach, una playa situada en el archipiélago de las Whitsundays Islands, en Australia. Las visitas a este lugar están limitadas, pero es la única forma de conservar este paraíso aislado y tranquilo de arena blanca y aguas turquesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *