Lagoa Azul en Ilha Grande, Brasil

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Cómo dices? ¿Qué quieres seguir conociendo rincones espectaculares de Brasil? ¡Tus deseos son órdenes para nosotros! Así que tras hablarte del destino turístico de Paracuru, enseñarte la Playa de Ponta Negra y la Baia dos Porcos y mostrarte las maravillosas piscinas naturales de la Playa de Pujaçara, hoy vamos a trasladarnos a uno de los lugares más bonitas de Ilha Grande: la Lagoa Azul (Laguna Azul).

Esta laguna es una piscina natural que se forma entre la Isla de Macacos e Ilha Grande cuando la marea baja. Como podrás comprobar en las imágenes, se trata de un lugar paradisíaco que merece la pena visitar. Nosotros te damos más detalles sobre este increíble rincón brasileño a continuación.

Aguas tranquilas y poco profundas

En realidad, esta laguna es una pequeña ensenada formada por varias islas pequeñas que cierran un lugar abierto de mar, creando una especie de laguna de aguas de coloración azul. Como puedes intuir, sus aguas son tranquilas, poco profundas y están pobladas por miles de peces de color amarillo con rayas negras.

Ideal para hacer snorkel

Se trata de peces comedores de pan que ofrecen un espectáculo pocas veces visto llegando hasta las embarcaciones para conseguir algo de comer. Además, el fondo y los lados están llenos de rocas en los que se pueden encontrar otro tipo de peces, tortugas y estrellas marinas. Por eso, es un lugar increíble para hacer snorkel.

Un rincón paradisíaco sin playas

Lo único malo de este lugar es que prácticamente no hay playas, sino que se baja al agua directamente desde los barcos nadando o con flotadores. Si se va en una excursión privada, existe la posibilidad de llegar a una parte de las islas que presenta una pequeña playa a la que solo llegan estas embarcaciones.

Sin duda, es uno de los más sorprendentes atractivos turísticos en Ilha Grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *